Fallas de Valencia
Ciudad de las artes y las ciencias Valencia
23, Octubre d 2017 
El Barrio del Carmen es el casco viejo, el antiguo centro amurallado de Valencia
Arquitectura
Atracciones
Eventos
Otras guias
El Casco Viejo y el Barrio del Carmen

El Barrio del Carmen de Valencia, comprende una buena parte del Casco Viejo de la Ciudad, en la zona sur del antiguo centro amurallado de Valencia.
Valencia en sus mejores tiempos tuvo no sólo una sino dos murallas. La primera fue construida por los musulmanes, concretamente por orden del rey árabe Abd-Al-Aís en el siglo XI. Esta era una muralla de protegía una zona realmente pequeña de lo que hoy es la ciudad, por eso fue que después de que  Jaime I tomara la ciudad a sangre y fuego, uno de sus sucesores el rey cristiano Pedro II El Ceremonioso, decidiera en 1356 la construcción de una segunda muralla que incluyera los arrabales de la ciudad. La original muralla árabe se conservó como un segundo anillo defensivo y hoy se pueden ver sus cimientos en la Plaza del Arzobispado, justo al lado de la Catedral.

No queda ningún resto de la muralla cristiana pero si dos de las puertas de entrada a la Ciudad: Las Torres de Serranos y Las Torres de Quart
Las primeras en construirse fueron las Torres de los Serranos, que eran la entrada principal de la ciudad. Se construyeron durante el periodo 1392 a 1937 y el maestro constructor se inspiró en las puertas de estilo gótico que se estaban construyendo en distintas ciudades del Reino de Aragón.
Durante la Guerra Civil Española, cuando el gobierno legítimo de la República se trasladó a Valencia, estas puertas se utilizaron para guardar, nuestro tesoro nacional, las obras maestras del Museo del Prado. A finales del siglo XIX y principios del XX se llevó a cabo una primera restauración y en el año 2002 se limpió la piedra de toda la estructura.
Las otras puertas las De Quart, son posteriores y tienen un aspecto mucho más abandonado, aunque ahora están en proceso de rehabilitación. Estas puertas que se construyeron entre los años 1441 y 1460, han sobrevivido a casi todas las catástrofes bélicas de nuestro país. Las tropas de Napoleon se cebaron con ellas, y muchos de los boquetes que se ven son un regalo de la artillería francesa a la ciudad de Valencia, luego aguantaron, la Guerra de Sucesión, las Guerras Cantonales y también la Guerra Civil Española. En el proceso de rehabilitación se ha decidido dejar los huecos de las bombas y no recubrirlos.

Desde las Torres de Quart se puede iniciar un paseo por la Calle Quart, pasar por la Plaza del Tossal y continuar por la Calle Caballeros donde se encuentran algunos de los palacios más bonitos de Valencia. Algunos de estos palacios tienen unos patios mediterráneos preciosos con palmeras y plantas, que se pueden visitar.

Siguiendo hasta el final de la Calle Caballeros nos encontramos con el impresionante Palau de la Generalitat, actual sede de la Presidencia del Gobierno de la Comunidad Autónoma Valenciana. El edificio que fue íntegramente restaurado durante el primer gobierno autónomo socialista de la Comunidad presidido por Joan Lerma, es un magnífico ejemplo de gótico tardío mediterráneo. Tiene tres alturas y ventanas con columnas en el medio en el piso principal. Su construcción terminó en 1421 y fue ampliado en el siglo XVI cuando se le añadió una gran torre. El interior esta ricamente decorado y se puede visitar en grupos reducidos previa petición de cita en el propio Palacio.

Desde el Palacio siguiendo por la Calle Navellos se llega hasta la plaza de San Lorenzo donde está el edificio de las Cortes Valencianas. Este antiguo palacio fue originalmente el Palacio Ducal de los Borja, conocidos también en Italia como los Borgia, una dinastía española originaria de Xativa, que produjo dos de los Papas más originales que se han sentado en el trono de San Pedro. Muchos españoles, todavía se preguntan como es posible que siendo España un país tan católico, que ha hecho tanto por Roma y por la Cristiandad, desde los Borja no ha vuelto a haber ni un solo Papa español.

Y finalmente si volvemos sobre nuestros pasos hasta la Plaza del Tossal, podemos dar un paseo por la Calle Alta o la Calle Baja que nos conducen al centro del Barrio del Carmen. Hay que avisar a los visitantes que el Barrio de hecho tiene edificios en un estado de conservación lamentable, algunos incluso parece que se van a caer en cualquier momento. Esto se debe a que el casco viejo es realmente grande, y aunque desde los años ochenta tanto la administración pública como las empresas privadas están haciendo un gran esfuerzo para rehabilitar el Carmen, dado su tamaño, es posible que todavía queden bastantes años hasta que este completamente arreglado.
Si embargo tiene zonas ya bastante arregladas, con edificios muy bien restaurados y con una buena oferta comercial y de ocio, sobre todo bares de copas y restaurantes.
La plaza del Carmen es un buen sitio para tomar un aperitivo o una copa por la noche en las terrazas de la propia plaza o de la cercana Calle del Museo o para visitar la Iglesia del Carmen o el Museo del Siglo XIX que tiene un patio precioso.