Fallas de Valencia
Ciudad de las artes y las ciencias Valencia
23, Octubre d 2017 
La Catedral de Valencia está en la Plaza de la Reina, en pleno centro de la ciudad
Arquitectura
Atracciones
Eventos
Otras guias
La Catedral de Valencia

La Catedral de Valencia, como otros muchos templos religiosos de España, se caracteriza por estar indisolublemente unido a la presencia musulmana en nuestro país, y por la mezcla de estilos que han ido dejando huella en el edificio a lo largo de los siglos.

La catedral está situada en la Plaza de la Reina, en pleno centro de Valencia, justo al lado de la Plaza de la Virgen, donde está la Basílica Pontificia de la Mare de Deu


Los primeros indicios de un templo religioso cristiano se remontan a la época romana y visigoda. Hay restos como algunas partes de la Capilla Sepulcral, el ábside y el baptisterio que son del siglo VI. Con la llegada de los musulmanes, sobre el solar de la futura catedral, se construyo la Mezquita Mayor de Balansiya en el siglo VIII. Cuando el rey Jaime I El Conquistador recupera el territorio arrebatándoselo a los musulmanes a sangre y fuego en el año 1238, habrá que esperar hasta el año1262 para que coloque la primera piedra de la actual catedral de estilo gótico. Si bien hay algunos elementos de estilo románico tardío como la girola y la Puerta de la Almoina.

El trazado de la catedral, según los planos del primer maestro constructor Arnau Vidal, es de cruz latina con girola y cimborrio sobre su crucero. De todas formas es necesario decir que aunque por dentro la planta de cruz latina es bien visible, por fuera el conjunto no lo refleja, y da un aspecto irregular.

En el siglo XIV se acabó la Puerta Gótica de los Apóstoles y la Torre de la Catedral, conocida popularmente como El Micalet. Se puede subir hasta la azotea de la torre, que no es demasiado alta, y que ofrece una vista impresionante de casi toda la ciudad de Valencia.

El renacimiento también pasó por la catedral y dejó su marca en la decoración ornamental de la Capilla Mayor obra de los artistas Paolo de San Leocadio y Francesco Pagano.

Y por fin el barroco, que dejó una de las fachadas más originales y al mismo tiempo esquivas de la arquitectura barroca en España.
La fachada de la Catedral de Valencia es un diseño del alemán Konrad Rudolf y se terminó en el siglo XVIII

Lo inédito de esta fachada es que se encuentra en un espacio restringido y limitado, casi constreñido, por una parte por La Torre y por otra por La Sala Capitular del Templo. En este espacio tan particular la fachada es un finísimo ejercicio de volúmenes y divergencias tanto cóncavas, como convexas. Estas divergencias además se ven cruzadas por líneas de simetrías y siete divisiones en tres cuerpos. El efecto visual de la fachada es electrizante.

El interior de la Catedral merece una visita; lo más interesante son sin lugar a dudas, las distintas capillas y sus retablos y pinturas y el retablo mayor. Sin embargo, la joya de la Catedral es lo que atesora; algo que hace que miles de personas la visiten cada año: el Santo Grial.

El Santo Grial está incrustado en un cáliz que parece de una época posterior, pero esto tiene su explicación. La parte superior del cáliz es el verdadero Grial, un cuenco de ágata pulida que muestra varias vetas de colores y tonalidades con el reflejo de la luz. Es lo que los arqueólogos llaman una copa alejandrina de los años 100 al 50 antes de Jesucristo. El cáliz en el que el cuenco esta montado es posterior, y es un trabajo de orfebrería de oro, perlas y piedras preciosas. Los valencianos dicen que está perfectamente documentado que este es el único, verdadero y genuino grial.

Por último hay que hacer referencia al Tribunal de las Aguas de Valencia, que aunque no tiene nada que ver con la Catedral, se reune todos los jueves a mediodía en el lado derecho de la Puerta de los Apóstoles del Templo. El nombre completo del Tribunal es el de Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia y es sin duda la institución jurídica europea más longeva ya que lleva ejerciendo casi un milenio. Su origen es musulmán y aunque los árabes fueron expulsados de España, todo el sistema de regadíos y acequias fue diseñado por ellos, y los cristianos lo mantuvieron. Es seguro que los árabes también tenían su jurisprudencia y sistema de administración de justicia sobre el tema del agua de riego y de ahí que en el año 1238 el Rey Jaime I reconociera y confirmara los derechos sobre el agua de riego que ya tenían los musulmanes. Es decir el Tribunal de las Aguas lleva funcionando ininterrumpidamente 770 años. Su jurisdicción es el agua y resuelve las disputas entre regantes verbalmente y de forma rápida. Sus decisiones son ejecutivas.