Fallas de Valencia
Ciudad de las artes y las ciencias Valencia
23, Noviembre d 2017 
El Mercado Central de Valencia, es la segunda catedral de Valencia, la de la gastronomía
Arquitectura
Atracciones
Eventos
Otras guias
El Mercado Central de Valencia

El Mercado Central de Valencia es un verdadero paraíso de la gastronomía. Entre sus muchísimos puestos se puede comprar de todo: carnes, pescados, quesos, embutidos y los productos estrella de la huerta valencia: las frutas y las hortalizas. Es un mercado tradicional en el sentido más estricto del término pero que esta sabiendo adaptarse a los nuevos tiempos: ya hay 50 puestos que venden por Internet y sirven a domicilio y se están instalando nuevos puestos que se salen de los géneros clásicos: delicatessen, productos exóticos y puestos especializados en comida de distintas partes del mundo.
El edificio se encuentra entre las Avenidas de María Cristina y Baron de Carcer. Está justo al lado de la Lonja de la Seda. Es de estilo modernista y sus autores fueron los arquitectos Francisco Guardia Vial y Alejandro Soler y March que se habían graduado en la Escuela de Arquitectura de Barcelona y habían colaborado con el catalán Doménech y Montaner, una gran figura del la arquitectura modernista.
La planta es poligonal y lo más llamativo del edificio es la combinación tan variada que hace de materiales y tipologías arquitectónicas: por una parte cristal en las vidrieras y lucernarios, metal fundido y trabajo de cantería. Por otra la tipología modernista adaptada al levante español y algún guiño al gótico, como el que vemos en las columnas del interior que parecen las de una catedral, en este caso del comercio. En el centro del Mercado hay una cúpula preciosa coronada con una veleta con la figura de una cotorra, que simboliza el ajetreo y el bullicio del Mercado cuando se encuentra en pleno apogeo comercial. Hay otra cúpula más pequeña en la sección de pescadería.

La visita al Mercado es un auténtico disfrute para los sentidos, sobre todo la vista, el olfato, el tacto y el gusto ya que muchos productos se pueden probar antes de hacer la compra. Es una visita obligada para cualquiera que decida visitar Valencia. La arquitectura del conjunto es muy ligera, casi aérea y además el Mercado dispone de una luz natural que embellece no sólo el edificio sino también los productos que se venden.
El Mercado Central de Valencia tiene, ocho mil metros cuadrados, 300 puestos y cada día pasan por el quince mil personas


En la actualidad el Mercado está sometido a un proceso de reforma y rehabilitación integral. Se trata de rehabilitarlo completamente, y hacer una profunda puesta al día de las instalaciones de mercado, prestando especial atención a la instalación eléctrica, el suministro de agua, la accesibilidad y la adaptación a las nuevas normativas de sanidad alimentaria. También se recupera el semisótano que se encontraba en una situación de abandono y el espacio resultante se dedicara a las nuevas necesidades e instalaciones que el Mercado demande. Se modernizaran todos los puestos y se instalarán nuevos montacargas para mercancías. El espacio central del Mercado, que es como una pequeña plaza, donde confluyen todas las calles se dejara como un espacio diáfano, para que los visitantes lo disfruten y que también se pueda aprovechar para algún evento, exposición o promoción comercial de tipo temporal.
En el exterior se restauraran completamente, las fachadas, las cubiertas, los lucernarios, todos los azulejos y las estructuras.
Como el Mercado es un edificio catalogado por su interés histórico artístico, fue el Ministerio de Fomento del Gobierno de España quien convocó un concurso restringido que ganó el arquitecto Horacio Fernández del Castillo. Se espera que este completamente acabado a mediados del 2008.