Fallas de Valencia
Ciudad de las artes y las ciencias Valencia
24, Junio d 2017 
El Parque del cauce del Turia es el parque lineal más largo de toda Europa
Arquitectura
Atracciones
Eventos
Otras guias
El Parque del Cauce del Río Turia

De entre todos los parques de Valencia, llama la atención el Parque del antiguo Cauce del Río Turia, uno de los parques lineales más largos de Europa que recorre la ciudad de oeste a este

Este parque lineal es el pulmón verde de Valencia; tiene una extensión total de casi un millón y medio de metros cuadrados y hoy es un inmenso y variado jardín con zonas verdes y deportivas.

La mayoría de las personas que visitan Valencia por primera vez se sorprenden al encontrarse ante un cauce de río convertido en parque. Las razones que motivaron el cambio de uso del espacio hay que buscarlas en 1957. Ese año el Río Turia se desbordó, e inundó gran parte de la ciudad. Algunas calles del centro de la ciudad estaban completamente inundadas, con un metro y medio de agua. La tromba de agua de la riada fue tan brutal que se llevó por delante todo lo que encontró: casas, puentes, caminos, carreteras y cosechas enteras. Hubo 59 muertos. Al año siguiente se decidió desviar por el sur el cauce del río y dar otro uso al cauce antiguo. Por supuesto que no faltó una polémica sobre que uso dar al nuevo espacio urbano. El alcalde de Valencia en aquel periodo, Miguel Ramón Izquierdo, siempre tuvo claro que el cauce iba a ser un parque, en sus propias palabras: una zona verde de espacios libres y aquellos servicios que los afanes comunitarios demanden. Además el alcalde se anticipó a cualquier decisión ordenando plantar árboles para dificultar otros posibles usos. En la primera visita de Juan Carlos I como Rey de España a la ciudad de Valencia, la titularidad del espacio del cauce es cedida al Ayuntamiento de Valencia.

En el año 2006 se celebró el XXX aniversario de la cesión del cauce del Río Turia a la Ciudad de Valencia


Hoy el parque del cauce del Turia es un parque hecho y maduro, con una gran variedad de árboles, no sólo propios del bosque mediterráneo si no también importados de otros continentes y que se han adaptado bien al clima del levante: entre ellos destaca uno de los árboles más originales del mundo, el palo borracho, originario de los bosques cálidos y secos de climas tropicales y subtropicales. Procede sobre todo de Brasil meridional. Se caracteriza porque tiene un solo tronco, con espinas cónicas y en lo alto ramas pequeñas. Puede llegar a medir hasta 25 metros de alto y lo resiste casi todo: falta de agua y todo tipo de plagas. Sus flores son rosadas muy bonitas y el árbol, por lo menos en Valencia, florece en el mes de septiembre.

El parque del cauce del río Turia comienza en el término municipal de Mislata, que es donde se encuentra el nuevo Parque de la Cabecera. Este parque inagurado en el año 2005, es un parque relativamente pequeño, muy bien planificado y bastante original. El parque refleja de una manera contemporánea el paisaje y el carácter original de los cauces y riberas del río Turia, dando un gran protagonismo al agua. Los urbanistas que diseñaron en parque, en un genuino ejercicio de estilo, consiguieron crear un espacio que visualmente es muy compacto pero que esta lleno de ambientes íntimos y es perfecto para dar paseos cortos. Los materiales que se usaron para los suelos fueron antiguas traviesas de madera de vías de tren y para las pareces piedra de la región. El parque tiene una montaña mirador con una cota que se eleva 15 metros sobre el nivel de la calle y que en uno de sus lados acoge un pequeño auditorio al aire libre. El agua del parque discurre del noroeste hacia el sudeste, provine del manantial del Molí del Sol, y en su recorrido va deslizándose por pequeños espacios escalonados, hasta confluir en un lago justo enfrente de la montaña mirador. Este juego con el movimiento del agua es uno de los grandes aciertos de la planificación, ya que proporciona dinamismo al parque y una grata sensación de tranquilidad a los visitantes. La vegetación del parque es básicamente árboles de ribera, pinos mediterráneos, árboles exóticos, arbustos, grandes superficies de pradera y juncos en las orillas de los regatos y del lago.

Si seguimos en nuestro recorrido hacia el este en el parque del cauce de río Turia, nos encontramos con un total de 13 puentes que lo sobrevuelan. Entre los antiguos los más bonitos son El Puente de San José, El Puente de los Serranos (justo enfrente de una de las antiguas puertas de la ciudad que han sobrevivido), El Puente Real, y el Puente de Aragón. Entre los puentes nuevos, con gran protagonismo del ingeniero Santiago Calatrava destacan, El Puente 9 de Octubre, El Puente de la Exposición y el Puente de Monforte.
Como el recorrido del parque es bastante largo, aproximadamente 8 kilómetros, es una buena idea hacerlo en bicicleta, hay un carril bici que recorre todo el parque
. El parque tiene absolutamente todo lo que puede tener un parque y algunas cosas más. Como ya hemos dicho tiene carril bici, circuitos para correr y hacer ejercicio físico, un gran espacio polideportivo para atletismo que se ilumina por las noches y nada menos que ocho canchas para deportes de pelota: futbol, baloncesto, voleibol o balonmano. Entre El Puente de la Alameda y El Puente de Las Flores hay un gran espacio vacío, que parece un descampado, y que llama la atención encontrárselo ahí en medio del Parque justo paralelo al Paseo de la Alameda. El motivo es que este es el espacio que se utiliza durante las Fallas y otras fiestas para montar los castillos de fuegos artificiales, que tanto gustan a los valencianos en su indescriptible e infinito amor por la pólvora, el ruido y el fuego.
Hacia el final del parque entre los Puentes de Aragón y El del Ángel Custodio esta el Palau de la Música Valenciana. Su entrada esta en el Paseo de la Alameda y en la parte posterior del edificio hay una gran terraza con fuentes y espacios abiertos. Un poco más adelante hay un espacio preparado con varias pistas, rampas y eses, para las acrobacias de los más jóvenes ya sean skaters, patinadores o los que prefieren las bicicletas pequeñas para volar entre rampa y rampa. Ya al final de parque es donde esta el Palacio de las Artes Reina Sofía, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe y el Oceanográfico.

Por último tenemos que mencionar una polémica urbanística que de un tiempo a esta parte afecta al Parque del Río Turia y también a los proyectos futuros para unir el Parque con la desembocadura hacia el mar en la futura Marina de Valencia.
Respecto al primero, la polémica la encontramos entre una serie de arquitectos y urbanistas, que mantienen que es anacrónico seguir manteniendo los límites exteriores del río Turia, cuando ya no es un río sino un parque. Se refieren a las barandillas de piedra, a las antiguas rampas para bajar y subir las barcas y a otros elementos físicos que limitan el acceso al parque. Su argumento es bastante sólido, estos elementos actúan como barreras físicas que impiden la integración del parque en la ciudad. Por otra parte otros arquitectos y urbanistas sostienen que eliminar esas barreras seria un crimen contra el patrimonio histórico de la ciudad.

Y por lo que respecta a lo segundo La futura Marina de Valencia, el proyecto ya ha sido aprobado de firme y encargado a dos estudios de arquitectura que lo harán conjuntamente: el del francés Jean Nouvel (junto con el arquitecto valenciano José María Tomás) y el estudio GMP. El proyecto básicamente se extenderá desde el último tramo del parque, justo donde esta el Oceanográfico, y llegará hasta el Puerto de Valencia. En definitiva se trata de unir la ciudad con el mar. El estudio GMP propone construir dos torres de 220 metros cada una en los terrenos de los antiguos Astilleros de la Unión Naval. El estudio de Jean Nouvel quiere recuperar la playa de Nazaret y además crear una gran zona verde y boscosa que terminará en el Puerto y que en su planteamiento básico retoma una idea del arquitecto Ricardo Bofill de la década de lo ochenta.
El proyecto supone una intervención sobre 1, 3 millones de metros cuadros de suelo y unirá definitivamente la ciudad con el Mediterráneo